Autopatentados

Cuando nos ponemos en campaña para cambiar el auto,  es común encontrarnos con ofertas de vehículos “auto-patentados”, en referencia a que ya fueron patentados, (a nombre del concesionario) pero que están sin rodar, como cualquier 0km del stock.

Ahora, ¿qué son los auto-patentados y por qué existen?

En estos tiempos, con un mercado competitivo y repleto de ofertas, las finanzas de los concesionarios dependen en gran parte de los incentivos económicos que cobran de las terminales (las fabricas), por llegar al objetivo de patentamientos.

Cuando va pasando el mes y ven que no llegan “al número”, tienen que auto-patentar unidades de su stock (generalmente modelos de entrada de gama o con algún incentivo extra) para asegurarse cobrar el premio.

Al mes siguiente, esas unidades ya patentadas, deben ser ofrecidas a clientes, como cualquier otra. Bueno, les presento a los “auto-patentados”.

¿Tienen alguna contra?, la respuesta es NO. Solo a los más minuciosos puede llegar a molestarles figurar como segundo dueño en el título, debido a que al haberse auto-patentado, el concesionario figura como “primer dueño”.

Hay que estar atentos al “año modelo”, ya que si hubiesen sido auto-patentado en Diciembre y lo estamos comprando en Enero o Febrero, será un auto del año anterior, pero esto, en la mayoría de los casos, es aclarado por el vendedor.

¿Ventajas?, el precio. Son ofrecidos con un diferencial importante al mismo modelo sin patentar. Además, en vez de patentarlo hay que transferirlo, lo que hará que la sumatoria de gastos en el trámite, sea menor.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *